Remote & Virtual Onboarding program

Como elaborar un programa de inducción para nuevos empleados remotos.


JESUS E MAZA - Onboarding program

Ahora hay un antes y un después del trabajo remoto debido a la pandemia del coronavirus en 2020. En 2019, Flexjobs informó que había 4,7 millones de trabajadores remotos solo en los EE. UU. Hoy, incluso con las autoridades sanitarias instituyendo programas de vacunación, la cantidad de empresas que adoptan un arreglo de trabajo totalmente remoto o híbrido está aumentando. En consecuencia, todo lo relacionado con el lugar de trabajo será remoto, desde la entrevista y la contratación hasta la incorporación remota.


La incorporación es crucial para ayudar a los nuevos empleados a sentirse bienvenidos. Después de todo, no importa cuán experimentado y competente sea un empleado, cambiar de trabajo y de empresa lo lleva a un entorno nuevo y desconocido. El objetivo de la incorporación remota es facilitar esta transición tanto para los miembros existentes como para los nuevos.


En esta publicación, analizaremos qué es la incorporación remota y las mejores prácticas y herramientas para apoyar, motivar y conectar a su fuerza laboral virtual.


JESUS MAZA - Onboarding program

¿QUE PASA DURANTE UN PROCESO ONBOARDIGN VIRTUAL?

El enfoque para la incorporación de empleados remotos no puede ser único para todos. La incorporación virtual debe estructurarse en torno a un marco que capture los valores, las creencias y la visión fundamentales de la empresa. La entrada de nuevas contrataciones no debería sorprender a su fuerza laboral actual, dado que algunos o incluso todos tendrán que interactuar y trabajar con nuevas personas en algún momento.

En pocas palabras, la incorporación virtual comienza incluso antes de que se una la nueva persona. Se envían correos electrónicos a los equipos departamentales informándoles quién se unirá y cuándo. Esto debe planificarse con anticipación para que los anuncios no sean repentinos. El objetivo es preparar al equipo existente para e-conocer a la persona.


COMO ESTÁN HACIENDO LAS EMPRESAS PARA IMPLEMENTARLO

Actualmente, la incorporación virtual implica ejercicios para romper el hielo y de formación de equipos que se realizan completamente en línea. Es una buena idea hacer una lluvia de ideas con los equipos actuales para obtener sugerencias para que la incorporación sea divertida, útil e informativa. De esta forma, se sienten incluidos en el proceso aunque estén geográficamente dispersos.


La incorporación virtual comienza cuando el facilitador de incorporación anuncia la agenda de la reunión electrónica. Luego proceden a presentar oficialmente a todos los asistentes. Es ideal que todos enciendan su cámara durante la sesión para que sea más interesante. También es más fácil para el nuevo empleado si ponemos una cara a cada nombre a medida que se realizan las presentaciones. Sigue una serie de preguntas para romper el hielo. A continuación, los participantes participan en los juegos, cuestionarios y actividades planificados previamente. Dichos ejercicios pueden ayudar a los nuevos miembros a superar el nerviosismo y las inhibiciones, adicionalmente les permite retener lo que aprendieron sobre el equipo y la empresa.


La sesión inicial debe concluir agradeciendo a todos y saludando a aquellos que colaboraron en la elaboración de los rompehielos y los juegos. También se debe dedicar un día a recopilar la documentación relevante para las nuevas contrataciones, como el manual de la empresa, guías y folletos para que estén armados con suficiente documentación previa a la incorporación.


Es fácil pensar que la incorporación virtual se trata de divertirse, pero hay más de lo que parece. También hay retos con que lidiar, que veremos en la siguiente sección.


JESUS E MAZA - Retos para la incorporación de trabajadores remotos

PRINCIPALES RETOS A SUPERAR DURANTE EL VIRTUAL ONBOARDING PROCESS

1. Comunicación en silos

Se vuelve caótico si todos usan diferentes herramientas para el mismo propósito. Prácticamente, todo depende de cuán estable y segura sea su conexión a Internet. Con un equipo pequeño, es más fácil volver a dirigir la conversación al tema, incluso si los miembros entran y salen de las interacciones en curso durante un tiempo de inactividad digital.

Esto es prácticamente imposible, sin embargo, cuando el equipo crece. Tendrá que repetir todo con frecuencia, lo que agravará su capacidad para superar el resto de la sesión y el proceso de incorporación.


2. Compañerismo forzado

Seamos sinceros; el compañerismo en línea no es algo con lo que su equipo pueda simplemente funcionar. Es más fácil que surja de forma natural cuando todos están juntos en lugar de distribuidos. Por un lado, cuanto más cómodo te sientas con alguien, más querrás interactuar con ellos. Y esto es más probable cuando conoces a alguien a diario. Además, siempre puede confirmar visualmente si alguien está disponible, libre u ocupado.

En segundo lugar, hay señales sociales, verbales y visuales para ayudarlo a responder y reaccionar ante las discusiones, ya sean informales o relacionadas con el trabajo. Los miembros pueden encontrar puntos en común al leer estas señales sociales. Sin embargo, en una configuración distribuida y virtual, estas señales son más difíciles de leer, especialmente si la mayoría de las interacciones están fuera de cámara. Las conversaciones pueden sentirse forzadas e invasivas, especialmente cuando algunos o todos los miembros están absortos en el trabajo. Es probable que los miembros ocupados se irriten por lo que consideran interrupciones innecesarias en su flujo.


3. Tecnología no cooperativa

Todos hemos tenido días en los que innumerables fallas tecnológicas nos han desconectado de las llamadas o video conferencias en curso. Si esto sucede durante la incorporación virtual, extiende la hora disponible y dificulta que todos se mantengan informados.


4. Onboarding monótona y/o aburrida

Seamos francos aquí; la documentación de la empresa es un festival de bostezos en el mejor de los casos. Hay muchos términos legales que los trabajadores remotos pueden no sentir la compulsión de leer en su totalidad. Incluso si envía copias electrónicas de información a tiempo, existe la posibilidad de que se produzcan ambos extremos; es decir, los miembros remotos pueden perder el correo o ser incapaces de comprender completamente el material.

Sin embargo, no tomarse el tiempo para leer la letra pequeña puede resultar en que los nuevos miembros infrinjan involuntariamente las reglas de la empresa.


5. Expectativas poco claras

Expectativas poco claras o expectativas que siguen cambiando, son una receta para el desastre. Si no se comunican a tiempo a las partes interesadas, se generan los siguientes problemas;


Metas perdidas.

Sobrecargas de trabajo.

Crisis de tiempo, sobre jornadas de trabajo.

Más reelaboración.

Desinterés.

En consecuencia, el proceso de incorporación parece disperso y no bien pensado.


¿Cómo de realiza un programa de Onboarding?

La incorporación virtual debe ser personal, atractiva e interesante. El problema con el trabajo remoto es que las prioridades laborales tienen prioridad sobre las conversaciones intencionales. En otras palabras, no a todos les resulta posible mantener una relación constante con sus colegas.

Cuando estés en un espacio de trabajo físico, puedes entablar una conversación y tomar descansos conscientes alrededor del dispensador de agua. Sin embargo, en línea, puede caer en cualquier extremo; estará demasiado preocupado por el trabajo y desconectado, o pasará más tiempo en varios grupos de chat que en el trabajo. Se trata de encontrar un equilibrio.


La verdad es que la incorporación virtual beneficia a los empleadores y empleados. Los empleadores pueden orientar a nuevos empleados a través de cómo funciona la empresa. Les permite aprender lo que representa la cultura de su empresa y les permite conocer a los miembros del equipo con los que trabajarán. Esto hace que los próximos pasos después de aceptar el trabajo y desarrollar habilidades sean más fáciles para el nuevo empleado.


La clave para realizar la incorporación virtual es estructurarla en torno a la conveniencia y las convicciones. La intención es incluir a todos y garantizar que los nuevos empleados encajen perfectamente en el equipo. Los miembros del equipo también pueden hacer que la transición sea más fácil para la última incorporación al equipo asesorándolos y guiándolos, relatando sus propias experiencias e incluso obteniendo una perspectiva diferente y nueva del miembro.


¿Cómo fue su experiencia de incorporación remota y qué le gustaría que se hiciera de manera diferente si pudiera hacerlo todo de nuevo?


Si necesitas ayuda para el desarrollo e implementación de tu programa de inducción a nuevos empleados, tanto remotos como híbridos no dudes en contactarnos.


Fuente: SIWON - sorryonmute.com Artículo: The 9 Best Remote Onboarding Practices

#Onboardingprogram

#Programadeinducción

#Trabajoremoto

#Trabajovirtual

#JESUSMAZA

#Reinventatehoy