HACIA UN NUEVO MINDSET

Actualizado: ago 23

Cómo crear y hacer sostenible el cambio exitoso en tu organización.




Muchas personas que están pasando de ser “comerciantes exitosos a empresarios” y que conforman la dirección de una PYME se plantean el cambio de modelo de negocio como una formula mágica que, implementada, hará cambios milagrosos de un día para otro sin mucho esfuerzo, dinero y tiempo invertido. Cosa similar ocurre, cuando una empresa cuyo éxito fue explosivo por circunstancias del mercado, (durante los primeros meses de la pandemia C19 hubo muchos casos de estos) quieren establecer una cultura organizacional de la noche a la mañana, casi que por Decreto Real. Finalmente, están aquellas empresas que asumen una tendencia corporativa, como si fuera una moda, por ejemplo, aspiran que su empresa sea ágil y están felices viendo varios departamentos llenos de post-tis, o quieren digitalizar sus procesos y pretenden hacerlo comprando un software o APPs de moda sin un fin claro, o implementan un programa de aseguramiento de calidad que solo busca un certificado y no una forma de ser y actuar, corporativamente hablando.


Todos los casos anteriores los he encontrado en mi rol de directivo o consultor. Todas las veces que me fue requerido “hacer el milagro”, es decir, desarrollar la estrategia de cambio para que dé un día a otro sin invertir mucho tiempo, dinero y esfuerzo haga que una empresa o una organización cambie, le aseguré a su líder, CEO o quien estaba en la más alta posición de toma de decisiones de la empresa: “Si su propósito es implementar un cambio exitoso y sostenible, es decir, crear un nuevo mindset que acompañe, liderice e impulse el crecimiento, el camino es otro y el cambio debe comenzar por usted, si está dispuesto, comencemos”.


Este artículo trata de como crear y hacer sostenible la transformación en tu organización a través del desarrollo de un nuevo mindset.


Growth Mindset o la mentalidad de crecimiento.

En su libro “Mindset: La nueva psicología del éxito”. Carol Dweck, profesora de psicología en la Universidad de Stanford, determinó que los seres humanos podían tener dos tipos de mentalidades o “mindsets”: “Fixed” (fija) o Growth (abierta o de crecimiento). La buena noticia es que esta mentalidad (Growth) puede ser aprendida, por diseño y mediante una estrategia de implementación que basada en las necesidades organizacionales se enfoque para que toda una comunidad tenga una visión compartida sobre dónde estamos y hacia dónde queremos ir, mediante un proceso continuo, con metas a corto, mediano y largo plazo.


Actualmente las empresas se enfrentan a un entorno volátil, incierto, ambiguo y cambiante que las obligan a innovar constantemente, no solo en sus productos o servicios, pero también en los procesos y metodologías aguas arriba a fin diferenciarse en el mercado, sobrevivir y crecer.



Dicho lo anterior, veamos los aspectos a considerar:


Define principios y valores.

La génesis de todo cambio cultural está en la definición de principios y valores. Esto debe ser producto de un proceso envolvente donde todos participen y se sientan identificados con el resultado. Luego, tan importante de definirlos como comunicarlos y asegurarse que todos lo conocen y practican.


La cultura de predicar con el ejemplo.

Es critico que los ejecutivos de primer nivel sean coherentes entre lo que dicen y lo que hacen. Es la forma como podrán requerir que todos los demás sigan su ejemplo. Ningún cambio cultural sobrevive en el tiempo cuando los líderes, responsables de trasmitir esta visión tengan un comportamiento antagónico con dicha visión.


Empoderar a los equipos y motivar la participación.

Stakeholder Research Associates considera que: “Creemos que el compromiso con los stakeholders es un requisito fundamental para el éxito empresarial en el siglo XXI. La creación de valor para todos aquellos implicados en el funcionamiento de la empresa es fundamental para crear un objetivo común y afrontar los complejos problemas de nuestro planeta”. La mejor forma de comprometernos con ellos es darle apoyo y capacidad de decisión. Reforzando esta idea, las compañías reconocen que, para ser efectivo, el uso de la relación con los stakeholders debe sobrepasar el de una mera herramienta de gestión de riesgos y pasar a convertirse en un elemento fundamental de la planificación estratégica corporativa.


El cliente (interno y externo) como centro.

Se considera que una empresa es Customer Centric cuando tiene como principal característica que toda su planificación estratégica está centrada en el cliente y las acciones que se toman consideran las necesidades de este (del cliente) para ser satisfechas y excedidas. Es decir, todo lo que se lleva a cabo dentro de esa organización tiene como objetivo brindarle al cliente una experiencia satisfactoria, diferenciadora. Para ello, la cultura organizacional debe crear bases para tener la capacidad de adecuarse y responder a los constantes cambios en el mercado, anticipándolos donde sea posible e innovando constantemente.


Las métricas como medición del desempeño.

Todo lo que es medible es mejorable, por ello, para poder lograr la fidelización de nuestros clientes debemos medir el desempeño en la ejecución de nuestras estrategias. Las métricas son el feedback de lo que hacemos, ellas hablan y nos indican el camino a tomar. Todos los procesos en la organización deben tener sistemas que permitan recolectar los datos y evaluar su dimensión. Los colaboradores y lideres top se guían y orientan por el resultado de las métricas. Una cultura organizacional en la cual se considera como una vía de comunicación, análisis y aprendizaje las métricas, genera como resultado un proceso de constante cambio y crecimiento.



Entonces, ¿por donde comenzamos?

En todo proceso de transformación organizacional, sea digital o no, se requiere de un Mindset adecuado que sea el marco donde todas las iniciativas se moverán. Sin ese “Activo Organizacional”, las probabilidades de éxito sostenible son pocas.


Diseñar, implementar y sostener una cultura organizacional que promueva la innovación, el servicio al cliente, la comunicación, la participación y empoderamiento de los miembros del equipo debe ser prioritario en la implementación de cambios organizacionales.


Por ultimo, recuerda siempre, Mindset, el conjunto de valores de una organización influye en el pensamiento y la acción. Dicho esto, desde la definición de la cultura, pasando por la contratación de nuevos colaboradores y el monitoreo del desempeño de todos, el Mindset debe ser el gran marco orientativo, de gobierno que encaminé a toda la organización hacia el éxito.



#Mindset

#Culturaorganizacional

#Cambio

#Transformacionorganizacional

#Transformaciondigital

#JesusEMaza

#Reinventatehoy